Desodorante Biotherm Deo Pure - mi protección ante estos calores

Llega el verano y los calores, momento en el que hay que tener más cuidado que nunca con el desodorante a utilizar para que realmente nos proteja.

Soy asidua a algunos productos de Biotherm que ya he comentado anteriormente. Hace tres años descubrí la línea de Biotherm Deo Pure en sus distintas versiones, y tengo que decir que por el momento de los que conozco, es la que más me gusta.

Biotherm Deo Pure es un desodorante estupendo. Tengo que reconocer que en mi caso el formato que más nos gusta es roll-on, y en casa usamos todos. Tiene un olor muy suave, su efecto es duradero y no irrita la piel delicada de las axilas.

Actualmente hay dos versiones de Biotherm Deo Pure:



Biotherm Deo Pure Invisible Roll-on es un desodorante anti-transpirante con efecto 48 h. Tiene efecto calmante y no genera las típicas manchitas blancas o amarillas en la ropa que realmente odio. Esta versión tiene un fragancia floral muy ligera.

Este desodorante ha venido a sustituir al Anterior Biotherm Deo Puro de tapón azul y que se ha dejado de comercializar.




La otra versión de esta línea es Biotherm Deo Pure Natural Protect, tiene el de tapón verde y su fragancia es algo afrutada. A diferencia del anterior no es anti-transpirante y no contiene aluminios ni paraben, suaviza porque tiene aloe vera y está certificado como cosmético bio. 

Para verano yo no lo recomendaría, ya que no tiene el mismo efecto que el anterior, pero sin duda es mucho más respetuoso con la piel y mucho más natural, por lo que es mi primera opción en los meses de frío.

Ambos tienen un precio de 23,30 € y su formato es de 75 ml. Se que no es nada barato para ser un desodorante, pero personalmente a mi me merece la pena por su excelente resultado. ¡Con estas cosas no se puede jugar con estos calores!

Esta misma línea Biotherm Deo Pure también la tenéis disponible en formato crema, spray o stick.

Podéis adquirirlos en cualquier establecimiento que venda productos Biotherm, y por supuesto on-line.


Yo de momento me quedo con Biotherm Deo Pure. ¿Y vosotras que otros desodorantes recomendaríais?


Un paseo por Lerma

Hace unos fines de semana estuve fui a comer a Lerma y tuve la oportunidad de pasear por sus alreadedores. Lerma se encuentra ubicada sobre un cerro que domina el valle del Arlanza en Burgos. 


 Lerma dispone de un conjunto monumental increíble que me dejó maravillada, entre sus edificios me gustaría destacar


El Palacio Ducal que actualmente es el Parador Nacional de Lerma. Está genial para tomar un café después de comer. Excolegiata de San Pedro, Monasterio de San BlasMonasterio de la Madre de Dios, Monasterio de la Ascensión, Exconvento de Santo DomingoExconvento de Santa TeresaExconvento de San Francisco de los ReyesPlaza de Santa Clara RecoletaIglesia de la Piedad, Arco de la Cárcel Puerta de la antigua muralla, Ermita-Humilladero del Santo Cristo.


Podéís obtener más información de Lerma en la Oficina de Turismo y el Centro de Interpretación de la Villa de Lerma para organizar vuestra visita.


Os dejo con unas cuantas fotos de Lerma para que os animéis a visitarla. Espero que os guste tanto cómo a mí. 


Para todas aquellas que ya hayáis estado en Lerma ¿Qué fue lo que mas os gustó? ¡Deseando ver vuestros comentarios!


84, Charing Cross Road, una historia increible de amistad a distancia en tiempos difíciles

Hay libros que te dejan un recuerdo muy grato, y eso fue lo que pasó con el que hoy quiero compartir con vosotras. Una historia de amistad y solidaridad a distancia, algo que parece imposible en estos tiempos, hablo de 84, Charing Cross Road de Helene Hanff.


Sinopsis

En octubre de 1949, Helene Hanff, una joven escritora desconocida, envía una carta desde Nueva York a Marks & Co., la librería situada en el 84 de Charing Cross Road, en Londres. 

Apasionada, maniática, extravagante y muchas veces sin un duro, la señorita Hanff le reclama al librero Frank Doel volúmenes poco menos que inencontrables que apaciguarán su insaciable sed de descubrimientos. 

Veinte años más tarde, continúan escribiéndose, y la familiaridad se ha convertido en una intimidad casi amorosa. Esta correspondencia excéntrica y llena de encanto es una pequeña joya que evoca, con infinita delicadeza, el lugar que ocupan en nuestra vida los libros... y las librerías. 

84, Charing Cross Road pasó casi inadvertido en el momento de su publicación, pero desde la década de los setenta se ha convertido en un verdadero libro de culto a ambos lados del Atlántico.

Opinión personal

A veces no tenemos en cuenta el valor de la amistad, cuánto puede llegar a importarte a alguien aunque se encuentre a miles de kilómetros de distancia y cómo de importante eres tú para esa persona. Qué importante puede llegar a ser el recibir noticias de esa persona y compartir con ella las cosas que son importantes para tí, aunque no todas sean buenas. 

Eso es lo que solía pasar con las cartas ya prácticamente reemplazadas por los correos electrónicos, SMS, etc. Para Helene y Frank el hecho de recibir las cartas siempre era motivo de emoción e ilusión. 

Lo bonito de esta historia es que es real, cercana y muy humana. Una historia llena de cariño y dulzura.

Helene siente una pasión enorme por los libros, es gracioso poder notar en su historia su sarcasmo, sus manías y su sentido del humor tan auténtico. Las ganas que tiene de descubrir nuevos autores, nuevas historias en las que refugiarse y con las que compartir su vida. Su generosidad con Frank y con toda su familia es maravillosa.


Comparten el sueño de viajar a Londres, verse, hablar y poder abrazarse en persona. Son tiempos difíciles y anhelan el deseo de que los tiempos de escasez pasen pronto, sus miedos y sus preocupaciones. En sus cartas, comparten su día a día, su vida.

Es curioso observar como en 84, Charing Cross Road necesitan a Helene y ella los necesita a todos ellos Frank, Nora, Cecily, Megan, Bill, Maxine, Mary y Sheila.


Este libro es un tesoro para todos los que amamos la literatura, a todos los que a persar de tener tanta tecnología disfrutamos del placer de recibir una carta o una postal de un familiar o amigo.



La autora

Helene Hanff  (Filadelfia, 1918-Nueva York, 1997), tuvo una formación autodidacta, inició su carrera literaria escribiendo obras de teatro y, posteriormente, guiones para la televisión, libros infantiles, ensayos históricos y políticos y colaboraciones en el New Yorker y Harper's. 

Este libro es bastante cortito, está escrito de forma epistolar y es muy agradable y sencillo de leer. Desde luego lo recomiendo totalmente, es un regalo para la sensibilidad.

¿Y vosotras ya lo habéis leido? ¿También sois de las que todavía os hacen ilusión las cartas? ¡Estoy deseando ver vuestros comentarios!

Título: 84 Charing Cross Road
Autora: Helene Hanff
Editorial: Anagrama
Año de publicación: 2002
Páginas: 126
ISBN: 843396982X