Ecografías emocionales, mira a tu bebé por primera vez en casa

Pronto será el cumpleaños de mi hija, y qué rápido se han pasado estos 17 años! ¡Cuántas cosas han cambiado! El mundo de las embarazadas ha sufrido una evolución radical, cuántos avances, sobre todo en cuanto a tecnología se refiere.

Recuerdo con especial cariño los tres momentos en los que me hicieron las ecografías y tuve esa primera visión de lo que sería mi bebé. Esos momentos, las ecografías trimestrales, son de gran importancia tanto para las madres como para los futuros bebés. 

En ellas buscamos que nos confirmen que nuestro bebe goza de buena salud, pero también buscamos tener esas primeras imágenes de nuestro bebé para sincronizarlas con todo lo que estamos sintiendo.

Con los equipos de antes, realmente ver, se veía poco. Con las indicaciones del médico y la mucha imaginación que le echábamos, lográbamos discernir si era niña o niño y ver al bebé muy difusamente. Pero esos momentos eran realmente especiales.

Hoy en día esta tecnología ha avanzado mucho y tenemos que hacer obligada la diferencia entre las clásicas, y necesarias, ecografías de diagnóstico y las ecografías emocionales. Estas últimas con la tecnología 3D y 4D que se hacen más pensando en el corazón de la madre que en los latidos del pequeño, y a estas son a las que quiero dedicar el presente post.


Imagen de Nadó4D

Las ecografías emocionales ¿Necesarias?

La pregunta a la necesidad de las ecografías emocionales tiene una respuesta ambigua y depende en todo caso de la situación de la madre y su predisposición. Hay que tener en cuenta que esta técnica no está cubierta por la seguridad social y debemos desembolsar nuestro dinero. Sin embargo, debido al auge del sector, la oferta de este servicio se ha incrementado,  haciéndose realmente competitiva y asequible. 

Si visitas la blogosfera, puedes observar que cada vez más madres apuestan por esta técnica en busca de un recuerdo inolvidable. Los comentarios de muchas madres reflejan que se arrepienten de no haber disfrutado uno de los momentos más especiales en el embarazo. Y es que aunque la situación ahora mismo no es la idónea, hay sensaciones que no las paga el dinero.

Estas ecografías tienen en su momento idóneo entre la semana 25 y 28 para ver todos los rasgos del bebé, aunque se pueden hacer desde la semana 12 hasta la semana 30 aproximadamente. Tienen un carácter muy  humano

Quedan atrás los trasiegos médicos y técnicos para dejar paso a un ambiente en el que los padres y la familia ganan protagonismo. Eso sí, sin quitar el papel estelar de la pequeña personita que todos observan con absoluta devoción.

Ecografías domésticas

Ya hemos comentado anteriormente, que muchos padres y madres cada vez asisten a centros especializados en busca de esta imagen única y especial fuera de la diagnosis. Pero existen otras opciones que cada vez van ganando más adeptos gracias en parte al valor añadido que proporcionan. La posibilidad de realizar una ecografía en casa

Ya se sabe el dicho de ”como en casa en ningún sitio”. En este caso tiene todo el significado del mundo. Tener la posibilidad de estar en el hogar con la familia y amigos o bien en la intimidad, a la espera de ver al bebé moverse en su pequeño universo. Cualquier movimiento por su parte será capaz de dibujar la sonrisa más duradera y recordada de la familia.

Si cuando yo estuve embarazada hubiese tenido esa oportunidad, sin duda hubiese querido ver a mi bebé por primera vez en casa.

Y tú ¿Qué opinas de las ecografías emocionales? ¿Te hubiese gustado hacerte una? ¿Te lo estás planteando?

¡Deja tus comentarios sobre el tema, estaré encantada de verlos! 

¡Un abrazo y hasta pronto!

10 comentarios:

  1. A mi me gustaría hacer escografia emocional durante mi embarazo. Es estupenda idea


    Sigo tu precioso blog y espero que hagas lo mismo con el mio www.gabusiek.blogspot.com
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí! Tenemos que aprovechar las ventajas que la tecnología nos ofrece!!
      Gracias, me alegra mucho que te guste. Ahora mismo paso a visitarte!

      Saludos!

      Eliminar
  2. Hola de nuevo... en mi momento tampoco había este tipo de ecografías, he de decir que emocionalmente cuando estas embarazada cualquier cosa hace que se te mueva todo por dentro, asi que en aquella época con esas ecos, que como bien dices, había que echarle mucha imaginación,nos hacían a todas "babear"... pero obviamente los avances en medicina, como en otra muchas áreas, han permitimo que podamos optar a cosas nuevas como este tipo de técnica. Como sabes, yo también me muevo en el sector médico y cuando vi las primeras me impresionarion. Así que hay que aprovechar lo que la ciencia nos da y yo espero ver a mi primer nieto en una de estas ecos...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Baqui!! Si es genial lo que la tecnología ofrece en este campo. Como tu, a mi me ha llegado un poco tarde! Besitos guapa! Hoy empiezo mis vacaciones. Estoy que no me lo creo!

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Yo volví el lunes... disfruta mucho las tuyas, hasta la vuelta.

      Eliminar
  3. Yo he tenido la oportunidad de hacerme una de esas eco durante mi embarazo, pero me pareció un capricho prescindible, si bien es cierto que en los últimos años se ha abaratado su coste.
    Personalmente preferí dejar la emoción de ver por primera vez la cara de mi hijo para el día de su nacimiento.
    Besotes
    Lourdes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lourdes, muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotras! Supongo que está decisión depende como tu bien dices de la opción personal de cada persona en querer anticiparse a ver a su bebé antes del parto. Si es cierto también que al proliferar más empresas que las hacen su precio se ha abaratado algo. No obstante para mí, la ventaja constituye tener la oportunidad de hacerla. Yo estoy segurísima que me la hubiese hecho!! Impaciente que soy!! Un besote guapa!!

      Eliminar
  4. Mira, no se que decirte, yo pude hacerlo pero también creo que es algo que se puede prescindir pero de todos modos, todo depende de las circunstancias, si económicamente se está holgado, desde luego debe ser muy emotivo, en ese momento no me lo plantee pero quizás, si viniese otro, me lo plantaría.
    besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es prescindible y que se tiene que disponer de recursos. Pero la posibilidad de poder disponer de este servicio me parece una muy buena opción. Luego cada persona debe hacer su propia elección. Yo sin duda alguna y tal y como le he dicho a Lourdes creo que me la hubiera hecho fijo. Es como saber o no saber el sexo del bebé, a mi me parece muy positivo saberlo antes del parto. Pero respeto cualquier otra opción, lo importante es tener las posibilidades. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Una de las innovaciones más recientes y de mayor impacto en la medicina es la ecografías 3D y la ecografías 4D.
    Se usa mucho para estudios médicos en mujeres embarazadas, pero también se pueden usar para ecografías sobre muchas partes del cuerpo humano.
    La ecografías 3D brinda imágenes tan buenas que se pueden hacer diagnósticos más precisos y rápidos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios, estoy deseando charlar con vosotras!
Ah y si os gusta mi blog, no dudéis en suscribiros. ¡Un abrazo!