Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Agua del limonero de Mamen Sánchez, un libro lleno de amor y misterio

Realmente no sé por qué, a la hora de comprar libros, a parte de los clásicos, me suelo guíar por títulos y carátulas, más que por autores. Suelo leer más autores extranjeros que nacionales y no había oído hablar de Mámen Sanchez, pero la experiencia fue estupenda con Agua del limonero

Sinopsis
Agua del limonero trata de Clara Cobián que es una joven y brillante periodista desengañada por el amor imposible hacia Gabriel Hinojosa, catedrático de Literatura mucho mayor que ella. A través de la directora de la revista donde trabaja, recibe el encargo de viajar a Nueva York para conocer a Greta Bouvier (viuda de un millonario mejicano) y descubrir los secretos de su vida. 
Una vez allí, Clara convive en Manhattan junto a Greta y su hijo Thomas, e intenta descubrir la historia de la familia en la que nadie es lo que parece. El argumento de este libro te atrapa desde un principio y no lo puedes dejar, está lleno de secretos, amores, odio, traiciones y misterio. 
Opinión personal
Agua del limonero

17 años se pasan en un suspiro ¡Feliz Cumpleaños hija!

Hoy será una entrada cortita, pero es que el pasado 13 de Agosto fue el cumpleaños de mi hija. Ya 17 años!!! ¿Cómo pueden haber pasado tan rápido? Es increíble, ya es toda una mujer y casi ni me he dado cuenta.
Recuerdo con muchísima nostalgia su época de bebé en la que tanto disfruté con ella durante los 4 meses de baja maternal. Tuve mucha suerte, puedo contar con los dedos de las manos, las malas noches que me ha dado en todo este tiempo y sólo por estar malita. Ha sido todo un lujo!!!
Sólo tengo una hija, y tengo que reconocer que he disfrutado con ella muchísimo en todas sus etapas, y quizás esta sea algo agridulce, porque me agrada mucho ver que se ha convertido en una mujercita, por otro lado he perdido a mi niña. Y eso duele.
Todo lo bueno pasa rápido, y estos diecisiete años han volado. Dicen que la labor de los padres es criar y educar a sus hijos para prepararles y que vuelen libres. Pero supongo que eso es duro para los padres, al menos así lo veo yo ahora.


Este año como empez…

Calpe, una pequeña localidad en la que tantos recuerdos tengo

¡Hola! 
Hoy quiero compartir con vosotras mi destino de vacaciones. 
Desde hace 21 años, paso algunas semanas en verano en Calpe, Alicante. Si bien es cierto que esta localidad ha cambiado mucho durante los últimos años, y especialmente con la burbuja inmobiliaria, yo le tengo un cariño especial.


En Calpe he visto ir creciendo cada año a mi hija, la he visto cumplir 16 años bañándose en sus playas, viendo cada año sus fuegos artificiales, los mismos que espero ver esta noche como clausura a las fiestas locales de Nuestra Señora de las Nieves.
¡Cuántos recuerdos! Muchos buenos, pero también alguno triste; mi perrita yorkieKoki se quedó definitivamente aquí hace ya unos años. Todas las noches mientras estoy aquí miro al cielo y siempre veo alguna estrella que brilla. 
Me gusta pensar que está allí y que nos ve desde el cielo corriendo y jugando tanto como lo hacía por el precioso paseo marítimo de Calpe que va desde el puerto al pueblo jugando con su pelota. 


También busco en las estrellas de…

Ecografías emocionales, mira a tu bebé por primera vez en casa

Pronto será el cumpleaños de mi hija, y qué rápido se han pasado estos 17 años! ¡Cuántas cosas han cambiado! El mundo de las embarazadas ha sufrido una evolución radical, cuántos avances, sobre todo en cuanto a tecnología se refiere.
Recuerdo con especial cariño los tres momentos en los que me hicieron las ecografías y tuve esa primera visión de lo que sería mi bebé. Esos momentos, las ecografías trimestrales, son de gran importancia tanto para las madres como para los futuros bebés. 
En ellas buscamos que nos confirmen que nuestro bebe goza de buena salud, pero también buscamos tener esas primeras imágenes de nuestro bebé para sincronizarlas con todo lo que estamos sintiendo.
Con los equipos de antes, realmente ver, se veía poco. Con las indicaciones del médico y la mucha imaginación que le echábamos, lográbamos discernir si era niña o niño y ver al bebé muy difusamente. Pero esos momentos eran realmente especiales.
Hoy en día esta tecnología ha avanzado mucho y tenemos que hacer obligad…