Cómo aprender a correr desde cero en 4 semanas

Ya os comenté en entradas pasadas que iba a iniciar mi reto personal de luchar contra el sedentarismo y por una vida saludable y tengo que confesaros que no he conseguido ser regular en ello. 

Si no tienes horarios fijos o bien no puedes acudir a un gimnasio, lo más sencillo y aún más con el tiempo que viene, es correr. ¿Pero cómo empezar a correr desde cero y sin fondo físico?


Después de buscar información específica al respecto en varias fuentes y hablar con personas que corren, ya tengo una pauta a seguir avalada por especialistas en el tema. Sólo necesito poder centrarme en ello durante las vacaciones que pronto empezaré, ser constante y coger el hábito para continuar con la actividad a la vuelta de vacaciones.
Si como yo, nunca has corrido y tampoco practicas un deporte de forma habitual (o con cierta regularidad) es necesario tener un buen plan de entrenamiento que te permita progresar adecuadamente.

Vamos a ponernos en forma de manera progresiva, poco a poco y sin riesgo a lesiones. Tres dias alternos semanales durante 4 semanas y llegarás a correr 5 km o 30 minutos seguidos. ¿No está mal para empezar, no?

Iniciación desde cero a 30 minutos en 4 semanas
De cero a 30 minutos en cuatro semanas
SEMANA
Día
Correr
Andar
Repetir
Tiempo Total

Primera
Lunes
1 min
1 min
10 veces
20 min
Miércoles
2 min
1 min
8 veces
24 min
Viernes
4 min
1 min
5 veces
25 min







Segunda
Lunes
4 min
2 min
4 veces
24 min
Miércoles
6 min
2 min
3 veces
24 min
Viernes
8 min
2 min
3 veces
30 min







Tercera
Lunes
10 min
2 min
2 veces
24 min
Miércoles
12 min
2 min
2 veces
28 min
Viernes
15 min
2 min
2 veces
34 min







Cuarta
Lunes
15 min
2 min
2 veces
34 min
Miércoles
10 min
2 min
2 veces
24 min
Viernes
  30 min (o 5 km)










Utiliza siempre 10 minutos antes del entrenamiento para realizar los estiramientos necesarios para alargar el músculo y prepararlo para el esfuerzo. Y tras el entrenamiento para relajar tensión, aumentar nuestro rango articular, y aumentar la flexibilidad y la coordinación. 

Es muy importante y no debemos saltarnos este paso (aunque tengamos prisa). 



Muy importante y que no se me olvide. Debes utilizar siempre ropa adecuada y calzado específico para correr y que amortigüe el paso.

Bueno, ya sabemos qué es lo que debemos hacer para empezar a correr desde cero. ¿Estas preparada? ¡¡¡Yo sí!!! 


Hay varios grupos de mujeres que corren juntas, mi objetivo es poder alcanzar el nivel necesario para poder quedar a correr con ellas sin ser un lastre, correr en compañía debe ser mucho más agradable y motivante.

¿Te animas a practicar conmigo? Por mi parte prometo compartir mi experiencia día a día con vosotras en Facebook y al cabo de las 4 semanas en un post en el blog. 

Mi reto empieza el 5 de Agosto!

Y tú ¿ya entrenas? Cuéntame tu experiencia, estoy deseando ver vuestros comentarios.

Un abrazo!!






Nueva York de Edward Rutherfurd, la historia de una gran ciudad que no podrás dejar de leer

Hoy quiero hablaros de un libro que es ideal para las vacaciones. Es increíble que un libro de casi 950 páginas pueda atraparte de tal manera que no puedes dejarlo hasta que lo terminas. 

Eso es lo que me pasó a mí con Nueva York de Edward RutherfurdComo siempre su carátula estilo vintage y la admiración que siento por la ciudad de Nueva York fue lo que me atrajo a comprarlo.


Sinopsis

La novela se inicia en 1664 cuando la ciudad de Nueva York se llamaba Nueva Amsterdam y estaba bajo dominio holandés. Y transcurre durante cuatro siglos, nos muestra el desarrollo de la ciudad y de sus habitantes.

Nueva York ha sido una ciudad en donde han convivido diferentes culturas y razas desde su inicio: los originarios indígenas que habitaban la isla, holandeses, ingleses, latinos, italianos, alemanes e irlandeses. Las historias de todos se van entrelazando mediante las distintas sagas familiares que aparecen en la novela.

La familia holandesa de los Van Dick, la inglesa de los Master, la irlandesa de los O’Donnell, la familia Campos de esclavos negros. En la novela se mezclan las historias de comerciantes, banqueros, esclavos negros, burgueses y gente humilde con distintas profesiones que hacen crecer a la ciudad y hacen que la historia sea tremendamente rica y esté llena de matices.

La historia es increíble, puedes ver como Nueva York se inicia siendo un gran centro comercial, las opiniones encontradas sobre el dominio holandés e inglés y el enfrentamiento de ambas sociedades también profesaban distinas religiones (Calvinista y Anglicana).

La sagas de las familias continúa y la ciudad vive la Guerra de la Independencia con enfrentamientos entre las distintas familias. La Guerra de Secesión que siendo una ciudad del Norte, todavía había ciudadanos que no estaban conformes con la libertad del pueblo negro.

Y así hasta los tiempos modernos


Autor

El autor, Edward Rutherfurd está especializado en narrar la historia de ciudades a través de sus familias, ellos son los protagonistas de la novela son entrañables. Es muy amena y hace que el autor no pueda dejar su lectura.

Con ella conocerás la ciudad y sus distintas zonas, como creció Nueva York y evolucionó hasta ser lo que es hoy. Si nos has visitado la ciudad, será una excelente presentación, y si ya la conoces aprenderás muchos detalles de los barrios, los edificios y sus gentes.

Los datos que presenta el autor en la obra están perfectamente documentados. Aprenderás por qué se llamo la Gran Manzana, la visión de los acontecimientos que estaban aconteciendo en Europa.

El autor Edward Rutherford ha escrito otro libro sobre la historia de Londres llamado London y algún otro más de Irlanda. Este todavía no lo he leído, pero lo escribió antes que el de Nueva York.

Opinión personal

Considero que es un libro que debes leer, personalmente y a pesar de ser un “ladrillo” no me cansó nada sino todo lo contrario. Te muestra las entrañas de la ciudad y de las gentes que la poblaron

Si lees este libro aprenderás multitud de detalles de la historia de Nueva York que no aparecen en los libros de historia, los detalles de su gente. Se hace muy amena porque mezcla distintos temas, amor, acción, historia e intriga. Al final se queda corta.

Y tú ¿Ya la has leído? ¿Qué opinión tienes? ¿Te animas a leerlo? 

Estoy segura que no te defraudará

Título: Nueva York
Título original: New York
Autor: Edward Rutherfurd
Traducción: Dolors Gallart
ISBN: 978-84-9918-1851-1
Editorial Roca
Image and video hosting by TinyPic

Toda una vida con Johnson's Baby, porque no sólo sus productos losutilizan los bebés

Johnson's Baby es una marca principalmente dirigida al mundo de los bebés. Pero yo utilizo sus productos desde que era adolescente. Hoy quiero hablaros de mi experiencia con sus productos y por qué soy una usuaria fiel de ellos.



Los primeros productos que empezé a utilizar fueron el champú y la colonia. El champú clásico es un producto suave para el cabello que lo deja brillante e hidratado. 



La colonia la descubrí cuando una amiga tuvo una hermanita con 14 años y al ir a verla un día durante su baño, me quedé prendada del olor fresquito del agua de colonia. 

Así que durante varios años siempre me acompañó ese olor fresco al colegio y la universidad por las mañanas. Recuerdo que a mi madre le gustó y siempre echaba unas gotas sobre la almohada cuando hacía el cambio semanal, y luego lo hice yo cuando tuve mi propia casa.

Más adelante tuve a mi hija y la línea de productos Johnson Baby creció en casa; toallitas, talco, aceite de baño para hidratar y proteger la piel, colonia sin alcohol, gel y leche corporal, cremita para proteger el culito de mi bebota. 

Caprichosa que soy, cuando salió al mercado la línea Dulces Sueños con lavanda la probé (el aroma a lavanda es uno de mis preferidos) y mi hija y yo nos hicimos incondicionales de jabón líquido y la leche corporal y el agua de colonia por las noches y tras la ducha. Increíble el aroma para acostarte y relajarte!!

Somos rubias y el champú de camomila libre siliconas nos deja el pelo genial y lo solemos alternar con alguno de tratamiento.

Las cremas protectoras y regeneradoras seguimos utilizándolas en casa cuando tenemos quemaduras en la cocina o bien rozaduras por el sudor del verano.
Las leches corporales y el aceite tras el baño te dejan la piel genial y sedosa. Recientemente hemos descubierto vuestra nuevo jabón de baño y leche coporal con aceite Baby Hidratante y nos gusta mucho el efecto que tiene en la piel. 

Las toallitas sin alcohol siempre están en casa, las utilizamos para limpiarnos, las manos, pero también las utilizamos para limpiar las manchas y rozaduras de los bolsos de piel y zapatos y quedan fenomenal.
El aroma de todos los productos es muy agradable. A nosotras nos gusta mucho. Así que queríamos compartir con vosotras nuestra experiencia y recomendarlos aunque ya no tengas bebés en casa. Quiero dejar claro que este no es un post patrocinado, sino una experiencia personal.

Y vosotras, ¿Seguís utilizando sus productos aunque ya no haya bebés en casa? ¿Cuales os gustan?

¡Muchas gracias por dejar vuestros comentarios!

Hoy Compartimos ... "Me lo contó mi abuela"

¡Hola!

Hoy el post es muy especial. En primer lugar tengo que pedir disculpas porque debía de haberse publicado el lunes, ya que es una iniciativa conjunta de Hoy compartimos. Pero una hospitalización familiar de última hora y no esperada ha hecho que no fuera posible. 

¡Pero ya estamos bien y en casa!

Todos los meses, los bloggers que participan en la iniciativa de Hoy compartimos..., publican un post sobre un tema común el mismo día y a la misma hora. Yo me he unido recientemente a esta iniciativa y considero que es muy interesante para conocer otras bloggers y puntos de vista y opiniones diferentes de un mismo tema.


Este mes era muy especial, "Me lo contó mi abuela" teníamos que hablar de algo que fuera memorable para nosotros porque nos lo había contado alguien querido nuestro abuelo o abuela.

Para mi los abuelos son lo mejor del mundo, tienen la suerte de sólo ocuparse de querernos y mimarnos, el trabajo duro de educar es de los padres. Considero que para los abuelos es treméndamente beneficioso el contacto con la nueva generación y para los niños una fuente de cariño y ternura infinitos, ellos cuentan historias personales que no están ni en los cuentos ni en los libros, historias de verdad que forman parte de nosotros desde el mismo momento en el que las conocemos. Esto no lo pueden sustituir los padres. 

Yo siempre he sentido adoración por mis abuelos y ni que decir tiene que ellos sentían aún mucho más por mí.

Dentro de lo que cabe he sido una privilegiada porque he conocido a mis abuelos paternos y a mi abuela materna. Lamentablemente mi abuelo materno murió cuando mi madre era muy pequeña.

Con los que más cercanía he tenido ha sido con los paternos por vivir en la misma ciudad y ser nieta única. Y tengo que reconoceros que mis abuelos Pedro y Antonia han sido dos figuras clave para mí. Muchas veces prefería estar con ellos mejor que con mis padres, me daban todos los caprichos, jugábamos a las cartas, me contaban historias de "su vida", y quizás esta última parte siempre ha sido la más fascinante para mí.

Recuerdo decirle a mi abuela, "abuela cuéntame tu vida" y ella decía, "pero hija si ya te la he contado muchas veces ..." Pero yo siempre quería oirlo una y otra vez, me parecía increible todo lo que contaba, como un libro con un final bueno podríamos decir, los tiempos difíciles de sus padres, la guerra, los seres queridos que cayeron, la dura vida de la posguerra. Mi abuela era más habladora y contaba más cosas, me parecía una heroína, todo lo que contaba parecía salido de una novela o una película. 

Puede parecer pretencioso, pero me acuerdo de todo lo que me contó y a veces pienso que debería escribirlo para que quede reflejo de ello en algún sitio y que toda esa información no se pierda.




Creo que mi abuela Antonia fue una superviviente, como muchas mujeres de esa época no tuvo una vida fácil de joven, hija de una familia humilde, siempre siempre colaboró en la actividad que proporcionaba ingresos a la familia, una tienda de frutas y verduras. Ella y sus hermanos se dedicaban a hacer el reparto a los distintos domicilios que lo solicitaban. Mucho trabajo duro. Nació en Madrid y vivió en Madrid casi toda su vida. Madrileña de pro de la céntrica calle del Pez.


La guerra le hizo pasar duros momentos en donde perdió a su hermano y a su primer marido tras tan sólo tres meses de matrimonio. Dificultades, miedo, escasez de muchas cosas. Me dejó un anillo que era de su abuela y me contaba que muchas veces estuvo empeñado para pasar la semana y luego vuelto a recuperar en cuando reunían el dinero para ello.

Después conoció a mi abuelo, se casó de nuevo y tuvo a mi padre como único hijo.

Era una mujer guapa y presumida. Cuenta que de joven le gustaba pintarse mucho los labios y siempre llevó unas uñas arregladas impecables siempre pintadas en rosa perlado, tenía unas manos preciosas incluso de mayor, llamaban la atención.

Me cantaba canciones antigüas, historias de sus padres y hermanos. Historias de los momentos duros de la guerra con los bombardeos, el estraperlo. Pero también cosas alegres y las canciones de su época. Ya casi no me acuerdo de ellas.

Recuerdo lo terriblemente ordenada que era y mucho más en la cocina. Era capaz de cocinar apenas sin manchar casi ningún cacharro. Y creo que eso lo he heredado de ella. Soy incapaz de cocinar sin ir recogiendo a la misma vez. Eso y la manicura.

Desafortunadamente tuvo problemas de corazón en torno a los cuarenta y tantos años que limitaron desde entonces mucho su vida y sus actividades. No se quiso operar por miedo, hasta que a los sesenta y tantos ya no le quedó más remedio y tuvo que hacerlo de urgencia.

Me rechiflaban sus camisones de batista siempre en colores blanco o pastel y sus delantales. Todavía guardo alguno de recuerdo.

Tenía muchas cajas de cartón y de madera con fotos y recuerdos guardados. A mi me encantaba curiosearlo todo y preguntarle mil veces que eran y de dónde venían.



Todavía la estraño, a los dos, mis abuelos fueron para mí esenciales en mi infancia y mi juventud y aunque vivieron hasta mayores, para mi se fueron pronto.

Pienso en ellos casi todos los días, me hubiera gustado que vieran a mi hija como ha crecido, que finalmente aprendí a conducir, y muchas cosas más. Siempre se queda corto el tiempo que compartes con ellos.

Espero que guardes muchos y entrañables recuerdos de tus abuelos si tuviste suerte como yo de conocerles y compartir tiempo con ellos.

Me encantaría saber que es el recuerdo más agradable que guardas de ellos.

No dudes en visitar el blog del resto de compañeras que participan en esta iniciativa y lo que nos cuentan de sus abuelos.


Image and video hosting by TinyPic