Dependencia al tabaco ¿Algo psíquico o algo físico?

Hola, aquí estamos de nuevo con algún consejillo para una vida saludable. Esta vez toca hablar del tabaco

En primer lugar y como se que el tema del tabaco o el hábito de fumar es un tema muy sensible para algunas personas. Quiero dejar claro que cada cual es libre de decidir su opción.


Yo no fumo, pero mi marido fumaba, tengo muchos amigos y amigas que fuman y quiero dejar claro que no soy una intransigente en este tema. Entiendo lo duro que es dejar el hábito y lo fácil que es recaer con las vidas locas y estresantes que llevamos. Pero si alguien lee este post y al menos se plantea decirle no al tabaco, estaré muy feliz.

Fumar es una dependencia debida no sólo a factores psicológicos sino también a factores físicos relacionados con la nicotina

Cuando se fuma, se introducen en nuestro organismo unas sustancias que causan una sensación placentera en nuestro cuerpo a corto plazo, pero con unas consecuencias funestas para nuestra salud a medio y largo plazo.

Nuestro organismo una vez acostumbrado a estas sustancias, precisa de unos niveles mínimos para que nuestro cuerpo pueda seguir disfrutando de sus efectos y no sentir el síndrome de la falta de nicotina

La necesidad de esos niveles mínimos es realmente una dependencia física.

Está claro y no es ninguna novedad que fumar tiene repercusiones negativas en nuestro organismo. Es una de las principales causas de muerte y tiene efectos negativos para el que consume y para los que le rodean. 


Por eso lo mejor es dejar de fumar y adquirir hábitos de vida saludable.

Y tu, ¿Fumas o tienes familiares o amigos que fuman? ¿Haces algo para dejarlo o no tienes intenciones? 

Estoy desando ver vuestro comentarios, seguro que hay muchos puntos de vista diferentes que compartir

¡Hasta pronto!


Image and video hosting by TinyPic

5 comentarios:

  1. ¡Cómo me ha gustado la foto de los cigarrillos con las cadenas! así estoy yo. He intentado dejar de fumar infinidad de veces y sólo lo consigo tres meses, después vuelvo. Ahora me lo he vuelto a plantear por la tabarra que me da el mayor. Espero que sea la última vez que lo intente. Un post fenomenal me ha encantado el tema. Besooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Venga que tu puedes Piluca!! Es duro pero cuando te den ganas de fumar piensa en tus hijos, en lo orgullosos que se sentirán cuando digan mi madre ha dejado de fumar. Y además piensa en tí y en tu salud. Hazte ese regalo.
      Pasa un buen fin de semana!! Un beso!

      Podemos charlar juntas

      Eliminar
  2. Yo no fumo, creo que en mi vida habré fumado 2 o 3 cigarrillos, nunca ha sido nada que me llame la atención. Cuando me ofrecen un cigarrillo siempre pienso que cómo me voy a enganchar al tabaco a estas alturas de la vida cuando veo que todos mis amigos fumadores están inténtandolo dejar. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena opción Ginebra!! Yo tampoco fumo y como tu dices la mejor decisión es no empezar. Está claro lo malo que es y lo que le cuesta a la gente dejarlo. Me alegra verte por aquí! Te espero pronto!

      Eliminar
  3. Será cosa de cada quien, pero a mí me espantan (como pareja) las mujeres que fuman y apenas paso estar sentado al lado de algún amigo que esté fumando. Tiene que ser una conversación muy interesante y con todo, al lado no me quedo.

    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios, estoy deseando charlar con vosotras!
Ah y si os gusta mi blog, no dudéis en suscribiros. ¡Un abrazo!